viernes, 18 de marzo de 2016

ERIC SINGER Y SU GUSTO POR LOS RELOJES

- Es posible que uno no espere que un rockero duro de heavy metal como Eric Singer sea un serio estudiante de los relojes. Sin embargo, el baterista de KISS, y antes de Lita Ford, Black Sabbath y Alice Cooper, está muy bien informado sobre los relojes que colecciona.
- Y ha coleccionado una gran cantidad, más de 200. "No sé exactamente cuántos", dijo. "Nunca me he sentado y los he contado".
- Los colecciona ya que viaja por todo el mundo, a menudo mientras está de gira. A veces es una recompensa después de completar un recorrido o tal vez sólo por terminar un buena presentación o tal vez debido a que ve u oye de uno en especial y no puede resistirse. "Me gusta el aspecto de los relojes", dijo. "También colecciono guitarras, y no las toco, pero me encanta la forma en que se ven".
- El Sr. Singer dijo que también le gusta la ingeniería: "Hay una pequeña máquina en mi muñeca, hecha a mano, que está contando el tiempo con tal precisión. Es fascinante. Es micro mecánicos en la muñeca".
- Una afición por los relojes - y música - está en su sangre. "Mi padre tenía algunos relojes bonitos". dijo. "Me habría gustado llevarlos y tocar con ellos, antes de que supiera que no debía".
- "Tenía un Jaeger-LeCoultre con calendario de fase lunar con fecha triple de día y mes. Era muy interesante, pude ver al hombre en la luna. Era dueño de un mini cronógrafo Gallet, el cronógrafo más pequeño del mundo. Yo pensaba que era sólo un cronómetro genial".
- El Sr. Singer recordó que su padre, que era líder de la banda para la banda de Meyer Davis y de su propia orquesta Johnny Singer, le regaló su primer reloj, un reloj mecánico de Alemania, cuando sólo tenía 5 o 6 años de edad.
- "Mi madre me regaló un reloj mecánico suizo Glycine para la Navidad cuando tenía unos 13 o 14 años", dijo. "Y mi abuela me regaló un Timex LCD con pantalla de cristal cuando me gradué de la escuela secundaria".
- No compró sus propios relojes hasta que se estableció en el negocio de la música.
- "Llegué a Los Ángeles - donde aún vive - en 1983 conduciendo un vehículo Subaru con puerta trasera y con mi ropa en una caja", dijo. "No ganaba dinero para comprar relojes. Todo el dinero que ganaba era para el alquiler y los pagos de los autos".
- Pero cuando los primeros conciertos comenzaron a andar, también lo hicieron los relojes. "Fui a las casas de empeño en Los Ángeles y compré cronógrafos antiguos baratos por 50 dólares de marcas de las que nunca oído hablar. La gente no tenía entonces ningún interés en los relojes mecánicos.
- "No se puede hacer eso nunca más", agregó. "Gracias a eBay y el Internet no hay hallazgos más raros".
- Él se sintió atraído por los cronógrafos, gracias a la influencia de su padre ("Me pongo sentimental con sus relojes"), y es aficionado a los relojes de buceo. "Me gusta el aspecto de ellos", dijo. "Son grandes, duraderos y adaptables. Pueden ser usados con jeans, traje o para ir a la playa. Van con cualquier estilo o ajuste".
- El Sr. Singer tiene muchas historias con los relojes: "Cuando estaba de gira en Japón con Brian May, uno de mis guitarristas favoritos - que solía tocar con Queen - me di el gustazo de un Jaeger-LeCoultre Duoface Reverse en acero inoxidable".
- Durante la gira 2008 de KISS, se hizo con un un Blancpain 50 Fathoms y un 500 Fathoms para celebrar el final de la gira; el año pasado compró otro 50 Fathoms, pero esta vez en 18 quilates de oro rosa.
- "Uno no piensa en un reloj de buceo de oro rosa", dijo, y agregó: "Es hermoso ver uno bien hecho, con un gran movimiento. Hay una simplicidad en él también, así que la gente podría no reconocer la marca. Me gusta eso".
- Sin embargo, el señor Singer dijo que no puede competir con algunos aficionados de los relojes. "Alice Cooper es uno de los grandes en cuestión de relojes", dijo. "Nos gustaba ir en busca de relojes cuando estábamos de gira. El podía comprar un reloj todos los días. Él podía venir al autobús y decir: 'Eric, el reloj del día'".
- El reloj que llevaba mientras hablaba por teléfono: un Omega Seamaster 300m coaxial en acero inoxidable.
- El Sr. Singer sabe lo que está hace cuando compra. "No soy inteligente con los libros. Nunca fui a la universidad ", dijo. "Pero tengo mucha experiencia de vida, y tengo sentido común".
- "Si no sé algo, lo investigo. Leí toneladas y toneladas de información, viendo libros, revistas, en línea", continuó. "No participo, pero busco para ver diferentes puntos de vista de las personas".
- "Exponiendose a diferentes puntos de vista, así es como uno se convierte en mundano. He estado en Basilea un sinnúmero de veces y mantengo mis ojos y oídos abiertos, y hago preguntas. No hay tal cosa como una pregunta tonta".
- Hacer preguntas y la lectura lo hizo capaz de averiguar acerca de lo que puede ser su pieza más inusual: un reloj Patek Philippe de bolsillo de oro de la década de 1920 con inscripciones: "Desde de la colonia de leprosos en Molokai a Tandy MacKenzie" Parece que el Sr. MacKenzie era una cantante de ópera y el reloj de bolsillo se le otrogó por el recinto de Hawai, en reconocimiento por su actuación.
- ¿Cuál es el siguiente en la lista de deseos del señor Singer?. "Alguien robó mi Glycine", el reloj que su madre le regaló, "cuando estaba tocando en el escenario. Todavía busco por uno en línea".
- Si algún fan viene con uno...
http://www.nytimes.com/2016/03/17/fashion/watches-collector-kiss-eric-singer.html